23 nov. 2011

La modernización de los gafapastas: Carla Di Sí.

Para todas nosotras el estilo y la belleza son sin duda factores importantes en nuestras vidas, pero recuerden: la belleza no está en el rostro o en la fachada, es una luz que nace del corazón. Apoyo con fervor el hecho de expresar la individualidad pero todo tiene un limite. Ya lo dijo Plum Sykes "It's chic to be shy" y si ella lo dice, por algo será. Por cierto, ese "shy" lo tomo (metafóricamente hablando) como una alegoría a la humildad.

No me gusta encasillar a la gente en tribus urbanas o sub culturas, creo fervientemente en la personalidad individual, no colectiva. Respeto a los individuos que compran su personalidad por eBay pero esa acción no es 100% de mi agrado, los personajes armados que sienten una necesidad de pertenencia común asociado a la manera de vestir o andar según sople el viento, carentes totales de autenticidad son -a mi modo de ver- "infraculturescos", entiéndase de manera super literal: por debajo de la línea de la cultura. No hay nada peor que una pobre alma en pena vagando por la vida cambiando de personalidad según el lobby estético de turno. 

[Dejemos algo en claro: ni mi #sociatransatlántica, ni yo, no somos modernillas. Lo de modernas surgió por una ironía. Si nos vamos a regir por las descripciones dadas en la frikipedia -claramente- somos una mezcla de gafapasta con ciertos aires de modernillas: tenemos manzanas por doquier y la música electrónica nos mueve los huesos para salir bailar. Pero si, es verdad, en definitiva me siento más gafapasta que moderna]

Se preguntarán, ¿a que viene todo esto? -R: A que me crucé con una señorita (que enamoraría a cualquier chico gafapasta que ande por la vuelta) cuya personalidad está tan, pero tan definida que aflora por los poros. Es auténtica y eso se ve reflejado - desde su modo de vestir hasta su trabajo son originales: estoy hablando de Carla Di Sí quien recientemente estuvo en Montevideo presentando su última colección y premiando a las piezas ganadoras del concurso organizado por BlogCouture y Óptica Lux. 

Carla tiene una belleza salvaje y natural, llena de gracia. Responde rápidamente a los mails  (inclusive los sábados en la madrugada) y – claramente - le gusta la ropa vintage junto con los accesorios de otras "eras". No hay duda alguna que está 100% ligada a lo que hace: es la tercera generación de ópticos y usa anteojos desde los 4 años. Le mueve lo vintage pero no deja de lado lo moderno, eso se nota en la elección de colores y formas. Posee un desarrollo innato por la optometría y el diseño, ¿qué más se puede pedir? Es un mix perfecto!
Rescata del arcón los diseños con aires de los 50’s, 60’s y 70’s. Probar sus modelos es como hacer un viaje en la máquina del tiempo, pasas de ser Peggy Olson a Sophia Loren para terminar en Annie Hall; la sofisticación y el estilo fascinan dado que todas las piezas son súper elegantes. Tiene realmente bien merecido el premio al buen diseño por el diseño en sí y por la voluntad de dejar una huella. 

Ciertamente los diseños “cat eye” son una de mis perdiciones junto con los clásicos marcos cuadrados en todos sus colores, ¿cómo no adorar los diseños de esta talentosa diseñadora cuya popularidad va in crescendo? Mis ojos y yo esperamos ansiosamente ser embajadores de sus diseños para deleitarnos con The Queen of Subtleties, estoy segura que si Tina viviera en Montevideo o Buenos Aires sería una habituée de los puntos de venta de Carla Di Sí.

Mer





































{1. Por más info sobre Carla Di Sí visiten www.carladisi.com.ar o dense una vuelta por Optica Lux, no se van a arrepentir, 2. Según una gran filosofa anónima "el que se de por aludido tiene un problema"}

13 nov. 2011

Paisajes bucólicos #1 - Prado

Todavía quedaban dos fotos en la Holga así que después del almuerzo 'a la española' (4pm) partí al Prado, era una fija que algo iba a encontrar para terminar la película. 
Internamente, y de una manera patética, no podía dejar de taratear "Englishman In New York", ¿cómo es posible que nunca le haya prestado al Prado la atención que se merece?
No tenía mucho tiempo, el astro rey caía deprisa y con la misma celeridad el cuidador del jardín botánico anunció que tenía 10 minutos para cerrar los portones. Le agradecí y juré volver. 
Los palacetes, el minúsculo pero florido rosedal y el verde son algo a visitar más seguido. 

Mer




*fotos: El vestido lo encontré en una mudanza, pertenecía a una persona que quiero mucho. No tiene marca, solo una inscripción que dice "estampado sudamtex, producto de Uruguay", considerando la actual no existencia de sudamtex éste vestido es una reliquia.

9 nov. 2011

MoWeek Desfiles #3: Mujeres del Bicentenario

Estimadas lectoras, estimados lectores,

Este post va dedicado a las mujeres que nos abrieron camino, mujeres que pese a las miles de barreras cruzadas en sus caminos siguieron adelante con el estandarte de sus ideales y sus costumbres de vida a pesar de los profundos prejuicios y lo que en esa época se consideraba racional; mujeres que estaban atrapadas socialmente entre pautas dadas por el puritanismo. Ellas -sin saberlo- estaban contribuyendo con el proceso de modernización social del Uruguay. 

Fue uno de los desfiles más anhelados por mí dado que no había tenido la oportunidad de ver la muestra en el Punta Carretas. Para ser honesta la consigna me entusiasmó muchísimo, y para ser más honesta debo confesar que había otro factor; Mónica Zanocchi (en modus operandi diseñadora, hay que reconocer que es multi-multi-multi task) me había trasmitido sus experiencias personales acerca del proceso de creación de las prendas, de selección de sus musas y el por qué de dichas elecciones. La historia de su encuentro con Hebe Rosa me sacudió al punto de ponerme la piel de gallina. Si eso no es estar lo suficientemente motivada entonces bueno, no se qué lo será.

Las ansias por ver los diseños se dilataban al vislumbrar que se aproximaba la hora del desfile. Tengo que decirlo, me tira el feminismo y me tiran las mujeres rebeldes -con y sin causa-. El sentimiento de pertenencia de género es algo inexplicablemente grande en mi ser; más que la política y el fútbol (para quienes no me conocen me presento: Me llamo Mercedes y soy apolítica y afutbolística, todo lo contrario a mi socia Moderna).

En esa tarde de nada importaba si conocías o no a las musas personificadas ya que en cierta manera todas fuimos encarnadas en esa pasarela: modelos, maestras, diplomáticas, símbolos sexuales, indígenas, escritoras, golfistas, vedettes, enfermeras, actrices, doctoras, artistas frustradas, amantes desdichadas, anarquistas, chefs, bailarinas, sindicalistas, burguesas, elegantes, altivas, populares, en conclusión:  trabajadoras perseverantes, todas las promotoras incansables de los derechos de la mujer. Todas estábamos ahí representadas, todas quienes hacemos cosas lindas para dejar éste mundo un poco más bello de como lo encontramos (como diría el profesor @andreasbarbie) porque todas hacemos historia de un modo u otro. 

La curaduría de las musas -hecha por Estudio Couture- fue impecable. Se seleccionaron damas de todas las épocas; desde el 1800 hasta nuestros días. El casting de homenajeadas fue integrado por señoras y señoritas que vivieron en la antigüedad y la modernidad proveniente de los más diversos estratos sociales.

La simbiosis entre los diseños y las musas fue maravillosa ya que no hubo una sola que no lograra identificar. Todo tenía que ver con todo lo cual no quita que los diseñadores hayan caído en el cliché de personificar con redundancia a la musa elegida. La más difícil de identificar fue Emma Risso, pero sin ayuda, logré darme cuenta que era el diseño de Gabi Cunha. Creo que el hecho de no haber visto la muestra y no haber visto fotos de los diseños antes del desfile jugaron en mi favor a la hora de sorprenderme y "linkear" las musas con los atuendos. 

¡Chapeaux a las/os talentosas/os diseñadoras/os por ese logro! La creatividad se palpó. Hubo de todo: líneas simples, texturas rebuscadas, paletas claras y oscuras, brillantes y pasteles. 

Quizás muchas no tomen conciencia hasta hoy; la historia nacional también está escrita por estas mujeres y ellas también pertenecen a los libros de historia tal como lo que son: grandes heroínas.  

Solo me resta agradecerle a todas las homenajeadas por su valentía, su liberalismo, y su ímpetu. Con parsimonia las cosas van cambiando y ustedes tienen mucho que ver con ese cambio.  


Mer














{En pasarela: Majo Martinez Lombard personificando a la elegante Emma Risso Platero con un diseño de Gabi Cunha. Aurelia Ramos de Segarra  por Estefanía Paola Suárez, Rosa Luna y Marta Gularte por el colectivo Laurel, Hebe Rosa por Monica Zanocchi, Delmira Agustini por Luciana López,  Paulina Luisi por Gonzalo Guigou, Gori Salaverry por Paty Ferraro y  China Zorrilla por Vale Damiani. La señora sosteniendo el ramo de flores es Hebe Rosa}

Para más información sobre las/los diseñadoras/es y sus musas visiten el post de BlogCouture.info

7 nov. 2011

Al estilo Manhattan

¿Nunca tuvieron un rapto de Waldorf o Van Der Woodsen? Si la respuesta es no, entonces no les creo nada. Esa tarde yo lo tuve; es que estar rodeada de torres ejecutivas brindando con champagne en el front row es muy Gossip Girl. 

Les dejamos un vistazo de lo que fue el desfile de verano de la revista DressMix junto a la agencia Highway, donde más de 10 marcas presentaron sus colecciones de verano.

Mer


















 











































{En pasarela: Garrida, Vitamina, Lemon, Entra, K-Bardot, Juapaka, Caro Criado, y Happy Friday. Personal style de Caro Sosa, #RubiaMala, Fashion&Pride, Torbellino y Ciara Pascual. Retratitos: Mónica Zanocchi, Delfina Moyano, Elaiza Pozzi y Fede Laboureau}