9 ago. 2012

PFO: Proyecto Farándula Oriental

Acá estamos: faranduleros, orientales e ilustrados.

Hiper-individualistas, indiferentes, apáticos, narcisistas, hedonistas y también un poco nihilistas pero no se alarmen, entre todos nos potenciamos y gracias a la energía universal hipermoderna (de los mayas?) la tolerancia se puso de moda. Vivimos en una era donde la sociedad muta rápidamente y de manera global. Respondemos a millones de estímulos que nos crean necesidades pero no por eso dejamos de lado lo natural, nos transformamos en “cuerpos dóciles”[1], somos flexibles y tolerantes. 

La naturalidad es el pilar fundamental de PFO. Esa naturalidad es aceptada desde el plano lúdico, la sátira e ironía son cosas del pasado y el humor pop se encargó de dejarlo bien claro, el código humorístico por el cual nos regimos es un lenguaje flexible y abierto. 

¿Cuál es nuestro star-system? ¿Cuál es su origen? ¿Qué es ser farándula en Uruguay? ¿Qué es ser cholulo? ¿Es necesario ir a bailar con Tinelli y mostrar los atributos para ser una estrella?

PFO nació como una serie de fotografías tomadas en eventos sociales tales como vernissages, muestras de arte, inauguraciones; de cualquier evento donde se genere lobby (sea pequeño o de grandes magnitudes). Primeramente se publicaron en la red social Facebook bajo el nombre de Farándula Oriental en un álbum de la cuenta personal del artista. Hoy por hoy, la serie que está constituida por más de 190 retratos se expondrá en la sala M del centro de exposiciones Subte desde el 22 de agosto de 2012 a las 19:00 hasta el 7 de octubre del mismo año.  

En esta muestra encontrarán personalidades nacionales o internacionales pertenecientes al star-system que el autor toma como referente. La crudeza y el realismo de las imágenes nos acerca hasta ponernos en el lugar del propio cholulo. Todo personaje mediático es tomado como objeto de retrato por el objetivo del Sr. Pizard. Sin poses ni prejuicios. Una serie de registros arbitrarios no exhaustivos pero sí obsesivos.  

Su mirada es cruda, irónica, dulce y contestataria. Es un purista por naturaleza, así como su sensibilidad. Es capaz de captar cosas que los demás no por ser un gran observador y contemplar atento a las relaciones interpersonales como buen orwelliano. Se mueve sigilosamente como una gacela sin ser notado, al acecho de las expresiones más puras y espontáneas. Él también es el águila que todo lo ve con un tinte de humor. Y es que “Un toque de humor basta para hermanar a los hombres”[2].

Les dejamos el avance del primer video promocional de la muestra con la participación especial de los curadores de la obra: Javier Abreu y Patricia Wolf.  


Mer

[1] M. Bakhtin, op. cit., pp. 30-31
[2] D. Thompson, L’Humour britannique, Lausanne, 1947, p. 27.